26 septiembre 2016

Izabel Rezmo





DIÉRESIS


Los niños callan en sus juegos y hablan con la sonrisa
y el chillido, moviendo el pómulo de forma inocente,
sin expresión,
en un verbo que cuaje en la tarde o en la noche.
Nosotros ponemos el índice hasta para beber la sopa.
Para dominar el aire que cruza la calle,
la alameda, el frondoso bosque.
Ponemos verbos donde no quiere decir ver.
Ponemos verbos donde no poner siento.
Ponemos verbos para cortar la risa.
Ponemos verbos para dormir a la intemperie.
Ponemos verbos.
A todo.
Irremediablemente ponemos de la A a la Z
para recoger excusas.
Se nos olvida poner la fuerza del acento
en el agua, en la semilla, en la tierra, en el árbol,
en el beso, en el otro, en el siempre.




Pedro Salinas




¡Si me llamaras, sí;
si me llamaras!

Lo dejaría todo,
todo lo tiraría;
los precios, los catálogos,
el azul del océano en los mapas,
los días y sus noches,
los telegramas viejos
y un amor.
Tú que no eres mi amor,
¡si me llamaras!

Y aún espero tu voz:
telescopios abajo,
desde la estrella,
por espejos, por túneles,
por los años bisiestos
puede venir. No sé por dónde.
Desde el prodigio, siempre.
Porque si tú me llamas
-¡si me llamaras, sí; si me llamaras!-
será desde un milagro,
incógnito, sin verlo.
Nunca desde los labios que te beso,
nunca
desde la voz que dice: "No te vayas."



25 septiembre 2016

Susana Násera






Es tu boca
-fruta madura para ser besada-
el lugar donde me quiero encontrar.


La imagen puede contener: una o varias personas

Laura Villanueva Guerrero




Si alguna vez el fuego


Si alguna vez el fuego
vuelve a ser
una gota que te pronuncia,
un amor de huesos
debajo de la piel y de los músculos,
un suspiro herido
en el hall de un rascacielos,
una verdad de tierra
atragantada en el esófago,
una canción que desaparece
en la fractura del crepúsculo...

Si alguna vez te busco, amor,
déjame seguir siendo mariposa impar
en la soledad de mi mundo.



Shawn Mendes - Mercy (Audio)

24 septiembre 2016

SANTIAGO TENA,






Dame un solo deseo: ser auténtico.

Que se cierren los cielos, que el alma vague sola sin amor y sin beso, pero dame un deseo: yo quiero ser auténtico.

Dime cuál es el precio: la soledad, el hambre, el abismo, el tropiezo, el llorar de incompreso, desentendido y ciego, dime lo que he de hacer, mas dame ser auténtico.

Y enciérrame en lo vivo y enciérrame en lo ciego, y enciérrame en el vino y abrásame en el fuego, mas dame ser auténtico.

Y que todo se cierna y que todo se vuelque y que griten los cielos y que aprendan los muertos lo que es de verdad miedo: haz con el mundo el reino de incomprensión continua y de no volar nunca de verdad con el viento, haz del mundo la hoguera y de mi amor ausente la frontera del verbo, haz de mí lo que quieras, mas dame ser auténtico. 

Nelly Furtado - All Good Things (Come To An End) (US Version)

Susana Inés Nicolini©




Si agito pañuelos en la noche
es porque he llorado debajo de tu nombre.
Pero tú no miras
Pero tú te callas
y yo oculto mis estigmas
entre insomnio e insomnio
en mi sombra
dónde los ángeles encienden
el último viento
y me oculto con ésta máscara
de infinito
entre las palabras de
algún profeta sin alas.



Sue_*®
©Texto y foto: Susana Inés Nicolini©
(*sobre pintura de Arturo Aguiar)

23 septiembre 2016

Malika El Bouzidi






Nostalgia

Entre visillos me asomé al mar azul,
con la sonrisa de la ausencia del sol
que alegra el espíritu herido
cuando un cuchillo cortó la falsa sensación
en el tiempo perdido,
la nostalgia del pasado sobre la brisa del mar,
el olvido de aquel tiempo
que con sus recuerdos,
los cuchillos afilados cortan
la distancia del horizonte sin estrellas,
dejan huellas del pasado en nuestra memoria.
Siento llantos en el alma
por estos recuerdos bajo el mar enterrados.
Quiero cortar el visillo
del mar perdido, y curar las heridas del herido,
abrir las puertas del futuro
con mucha energía,
y seguir viviendo esta nostalgia. 





Paco Lainez Garcia




Avaricia.




Vosotros nunca sabréis
la tristeza que aporta
a sus vidas la miseria,
para los todopoderosos,
para los que gobiernan
todos los días son:
días de circo y feria.
Nunca habéis conocido
el dolor que provoca
en el alma del que sufre
la penuria del día a día.
Poner la mano cabizbajo
soportando la vergüenza,
masticando hacia adentro
la ira, de años sin trabajo
y los hijos escasos de todo
hasta de sueños, sin nada
para llevarse a la boca.
Pobres del mundo, mirad:
como los que nos dominan
son, felices en su avaricia.

22 septiembre 2016

twenty one pilots: Cancer (Cover) [LYRIC VIDEO]

Ana Birlanga Bellod





NORTE


Te lo digo y no me entiendes,
¡eres mi Norte!
y lanzas tu mirada hacia mí
ávido de sol
y me hielas la sangre con tus vientos,
y me volteas por dentro
cuando cambias de lugar
¿no lo ves?
eres mi Norte Magnético,
el punto cardinal está sólo en el papel mohoso,
tú en el aire, y en la tierra, y en el mar
¿no comprendes?
si viajas al Sahara mis vísceras harán el pino,
la brújula de hierro que me clava en esta roca
apuntará al desierto
...al Norte.



Carmen Martagón ©







Soñar en Otoño


Volveré a nacer cada nuevo otoño
con la niebla que cubre mi ventana,
con las hojas que pueblan las aceras,
con las gotas de lluvia que me cala.

Volveré a nacer a una nueva brisa
que me susurra otras tempestades,
con ese abrazo del sol de Noviembre
con estos campos verdes y marrones.

Volveré a nacer hasta un nuevo invierno
pasearé por la playa más desierta
dejando que las olas me saluden,
mientras sigo soñando, ya despierta...


21 septiembre 2016

twenty one pilots: Cancer (Cover) [LYRIC VIDEO]

Pedro Javier Martín Pedrós.





No me gusta sentir
mis manos vacías.
Me agrada acariciarlas delicadas,
llenas de amor.
No me gusta la gente que no transporte
en su miradas copitos
llenos de imán.
Necesito, me agrada,
la atracción mutua.
Dos gotas de agua si
las acercas mucho, se funden.
Así,
pude crear algunos versos
con olor a humanidad.
No me gustan los días grises,
los azules
siempre fueron fieles compañeros
en mis viajes a ninguna parte.
A tientas,
las metáforas me
salvan del precipicio de tus labios.



Lucila Sesma.





El viento recorre la montaña
se escurre por la ladera
y juega a ser niño otra vez,
mece los campos de trigo
y resbala por mi piel
como el agua fresca del río.

Empuja las hojas de mi cuaderno
y quito el bolígrafo verde
para dejarle pasar,
levanto los ojos
y me quedo quieta para escuchar
sus susurros.

Por la calle pasan dos mujeres
que ríen al sentir un remolino
debajo de las faldas,
las campanas suenan
y un perro asustado ladra
tras las rejas de una ventana.

Todo pasa lentamente,
como las tardes frías de invierno,
eternas, serenas y quietas,
un hombre, viejo como el sol
baja la cuesta con su añejo bastón
paso a paso, parando el tiempo.

Despierto de mi bucólica ensoñación
y miro el cuaderno vacío
páginas en blanco nada más,
como un profundo hueco
no he escrito nada,
he sentido el viento.





Natalia Belleq.





Quiero escribir palabras que no existen,
inventar sentimientos
hipotecar mis lágrimas,
quiero dejar de entender,
aprender a ser,
quiero creer...
quiero abreviar lo eterno
dejar de correr
evitar atajos
quiero caminar al revés
Y ver el mundo boca abajo.
Quiero descalzar el corazón
y vestir la razón
de un rojo amargo,
quiero llevarme
a la lluvia de la mano
quiero escuchar tu llanto,
quiero...quererte tanto...
disfrazarme de fracaso.


Fotografía: Montse Figueiro

20 septiembre 2016

Paqui Aquino






Una mañana cualquiera abro mi móvil y leo "suerte".
Una mañana espero que me persiga,
que me encuentre.
No se que dia ni a qué hora me visitará.
Yo estoy prepara para recibirla:
con mis ganas de cambio, con mis deseos de sueño, con la ilusión de compartirla.
La busco en los rincones de los palacios, en las puertas de las sinagogas, en las huellas de mi camino.
Hay dias que esta conmigo, hay dias que sólo se asoma a verme
y hay dias que no aparece.
Así se forja mi suerte.




- Juan Leyva





Es en el silencio de la casa cuando más te pienso.
Todo me habla de ti, del lado que tampoco te tiene.
¿y si no volviera? me pregunta una almohada.
¿cuánto tiempo duelen las ausencias?
He preparado la cena y el vino
Y estoy seguro de que vas a venir para decirme que estás cansada
y te dejarás caer en el sillón
Y me contarás algo increíble,
por ejemplo
que mientras esperabas el autobús por un momento has pensado
que al llegar a casa quizá yo no estuviera.
Y nos hemos preguntado con la mirada qué pasaría
justo antes de decirme vamos a cenar.






Matt Corby - Brother